jueves, octubre 07, 2010

Carácter y Devocional

Que maravilloso acercarse a Dios cada mañana, ¿verdad?... y que difícil!!! No se ustedes, pero suelo andar atrasado por las mañanas (pura falta de disciplina), y es raro el día en que logro funcionar bien desde temprano. Y donde más duro me pega mi irresponsabilidad es en el devocional personal. Lo persigo con todo mi ser, pero ¿qué hacer cuando ya estas atrasado para salir?

He tratado con la “oración intensa y profunda de 5 minutos”, y no da resultado… no soy el mismo. Pareciera que son muy marcados los días en los que si hice un devocional, mi genio está más controlado, ando más centrado, y hasta me concentro más en mi tesis! Pregúntenle a la Michy, es una realidad que hay días en los que simplemente ando mal genio, y la verdad es que el 75% de las veces es por no hacer mi devocional personal con Dios, por no dejar tiempo para estar a solas con Él.

Otro hecho es que lo estoy logrando, y más que antes. No han sido cambios drásticos, sino pequeños y sostenidos, con altibajos pero progresando… y me doy cuenta de la diferencia altiro!!! Quizás la gente que me rodea no lo ve, porque la obra del Espíritu Santo y el moldeo del carácter son a largo plazo, pero desde que volví a restaurar un devocional personal “como la gente” me cuesta mucho más tomar malas decisiones, o ser irresponsable.

¿Y el avivamiento cuando?

Buena pregunta… vamos paso a paso, y este es el que me toca dar ahora.

¡Que la paz de Dios guarde sus corazones y los defienda del afán, porque ustedes le pertenecen a Jesús!

1 comentario:

Deivid dijo...

Amigazo... no tengo mucha autoridad sobre el tema, porque me pasa algo muy parecido... Es verdad que el día es diferente cuando uno aparta un tiempo para Dios!

Te dejo saludos... tus escritos siempre me confrontan.

Bendiciones!